¿Bandeja de arena o cajón cubierto? Ventajas e inconvenientes

¿Bandeja de arena o cajón cubierto? Ventajas e inconvenientes

9 junio, 2020

Los gatos son animales domésticos que tienen una serie de necesidades básicas. A pesar de que existe la falsa creencia de que son las mascotas más independientes y con menos requerimientos para su cuidado diario, hay un detalle que debemos cuidar por encima de todo para que nuestro gato viva cómodamente en casa: la bandeja de arena.

Tanto el tipo de arena que ponemos en el interior de la bandeja, como el propio recipiente, debe estar adaptado al uso y necesidades de cada gato. Existen tantos tipos de bandejas sanitarias como personalidades en los gatos, y no resulta tan complicado encontrar el equilibrio si sabemos cómo lograrlo.

Hoy analizamos los dos tipos de bandeja de arena principales que hay en el mercado: la bandeja abierta y el cajón cubierto. Descubre cuáles son las características de cada una, sus ventajas e inconvenientes, y escoge aquél modelo que mejor se adapte a la personalidad de tu felino según los consejos que nos dan los expertos en salud animal.

Ventajas e inconvenientes de las bandejas de arena abiertas

Los areneros para gatos abiertos son los más básicos, pero no por ello con peores cualidades, para nuestras mascotas. Se trata de un cajón con forma cuadrada o rectangular, de base amplia y paredes elevadas, en el que poner en su interior la arena para gatos que usará el felino cada vez que haga sus necesidades fisiológicas.

Este tipo de bandeja de arena es perfecto para los gatos que necesitan tener un control de todo lo que pasa a su alrededor mientras van al baño. Si tu gato es asustadizo y notas que siempre está alerta y mirando a todos lados, podría ser el arenero perfecto para él.

Tiene la ventaja de ser más económicos, y ser muy prácticos al colocarlos en un lugar aireado. Como inconvenientes, destacamos que a veces pueden desprender malos olores, siendo bastante más fácil que el gato saque arena fuera de este después de cada uso.

Para que no se convierta en una molestia para tu hogar, es imprescindible encontrar el lugar perfecto para colocarlo, como una zona abierta o bien ventilada. Es necesario hacer una limpieza periódica para que el gato se sienta cómodo al usar su arenero, y no se acumulen malos olores en el hogar.

Ventajas e inconvenientes de los cajones cubiertos

Hay gatos que no se sienten seguros yendo al baño en un espacio abierto. En el mercado existen cajones de arena para gatos con tapa, con modelos de lo más sofisticados que controlan mejor los olores, al mismo tiempo que proporcionan un lugar seguro y cómodo para las mascotas.

Muchas familias deciden acostumbrar a sus gatos cuando son cachorros a este tipo de areneros, muy útiles cuando hay niños pequeños en casa, porque no tienen fácil acceso a la arena. De esta forma también evitamos que escape arena fuera de la caja o que los olores salgan después de que el gato lo use.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que estos cajones no ofrecen la misma ventilación que una bandeja de arena abierta. Cuando la arena está muy sucia el felino podría negarse a usarla, precisando una limpieza más frecuente.

Para evitar estos inconvenientes y que el cajón cubierto resulte útil tanto para tu mascota como para tu hogar, tienes la opción de invertir en un cajón autolimpiable con filtros para los malos olores. En el mercado se pueden encontrar modelos cada vez más avanzados y económicos, muy prácticos para las mascotas.

No te olvides de combinar la bandeja de arena de tu gato con una buena arena de calidad adaptada a las necesidades de tu mascota. En Sepicat tenemos los mejores tipos de arenas para gatos, con una composición perfecta para controlar la humedad, los malos olores, y para que tu gato se sienta más cómodo cada vez que hace sus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *