Cómo cuidar a un gato con conjuntivitis

Cómo cuidar a un gato con conjuntivitis

20 diciembre, 2018

La conjuntivitis en los gatos es uno de los problemas oculares más frecuentes. Se puede dar en cualquier etapa de nuestra vida, provocándonos muchas molestias, e incluso resultando peligroso si no se trata a tiempo.

Este tipo de enfermedad ocular comienza de forma muy leve, pero a medida que empeora puede dañar la córnea y las estructuras internas del ojo, provocándonos ceguera, que en muchos casos, es irreversible.

¿Has notado que la salud de los ojos de tu mascota ha empeorado? Descubre si se trata de conjuntivitis felina y cómo debes actuar para tratarla a tiempo.

Qué es la conjuntivitis felina

La conjuntivitis es la inflamación de la membrana que recubre el globo ocular y los párpados en la parte interna. Se produce como un efecto secundario de un problema mayor en el animal, como puede ser una grave infección, o daños en el ojo que puedan provocar problemas más importantes.

Este síntoma es más frecuente en los gatos pequeños, así como en los gatos callejeros o aquellos que suelen salir fuera de casa con frecuencia. También se puede dar en un momento dado en gatos adultos y gatos caseros por muchos motivos diferentes.

Por qué se produce la conjuntivitis en los gatos

Las causas de la conjuntivitis en los gatos son muy variadas, dando lugar a diferentes tipos de conjuntivitis en el animal.

La conjuntivitis serosa es la más común y fácil de tratar. Se produce cuando el gato tiene alguna alergia o entra en contacto con sustancias que irritan sus ojos. Se ven los párpados un poco más inflamados, con lagrimeo constante.

Cuando se producen secreciones en forma de pus, podría deberse a una infección importante. El gato presenta mucosidad en los ojos, con lagrimeo e hinchazón. Suele ser por una infección vírica que precisa de tratamiento veterinario.

Cuidados para un gato con conjuntivitis

Ante cualquier síntoma, es muy importante acudir rápidamente al veterinario para detectar el motivo de la inflamación. Será el veterinario quién te indique qué tratamiento y cuidados seguir con tu mascota.

Si se trata de una infección vírica, lo más normal es seguir un tratamiento para acabar con el virus cuanto antes. También se acompaña el tratamiento con otros cuidados, como la limpieza de los ojos usando suero fisiológico y gasas estériles, evitando que aparezcan legañas y eliminando la suciedad que se acumula.

Pregunta a tu veterinario cómo cuidar un gato con conjuntivitis, y sigue las pautas al pie de la letra. Verás como en poco tiempo tu mascota está del todo recuperada.

 

como cuidar un gato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *