Cómo enseñar a tu gato a usar el arenero

Cómo enseñar a tu gato a usar el arenero

28 julio, 2020

Una de las primeras cosas que debemos enseñar a nuestro gatito cuando llega a casa es el uso del arenero, aunque muchos felinos ya vienen con la lección aprendida por imitación de su madre.

Los gatos son animales muy limpios y organizados en este aspecto, pero eso no quita que deberemos enseñarle a cómo usar el arenero y tener paciencia si no lo entiende a la primera.

Educar a nuestro gatito es un proceso que requiere de paciencia y amor para que se adapte a las normas del hogar.

A continuación, os damos algunos consejos sobre cómo enseñar a tu gato a usar el arenero.

 

Consejos para que el gato use el arenero

 

⦁ Colocar el arenero

El lugar elegido para el arenero influye mucho en que el gatito quiera o no hacer sus necesidades ahí.

Debemos escoger un sitio alejado de la zona de tránsito de la casa y de ruidos fuertes como puede ser una lavadora o similares.

Además, no debe estar cerca de su comedero ni bebedero para evitar que lo rechace por estar demasiado cerca de su zona donde se alimenta.

Si por algún casual tu gatito le gusta cierta esquina o lugar de la casa te recomendamos que sitúes su bandeja en ese sitio para que se acostumbre a usarlo.

Si este lugar al que tu gatito ha cogido cariño para hacer sus necesidades es aceptable para ti, te recomendamos que lo dejes como sitio definitivo. Si, por el contrario, es una zona en la que no es posible mantener el arenero, una vez que ya lo usa de forma habitual se podrá cambiar poco a poco de lugar.

Es importante tener en cuenta que no debemos cambiar el arenero de sitio de un día para otro sino ir moviéndolo poco a poco y siempre enseñando a nuestro gato donde se sitúa.

 

⦁ Enseñarle la arena y arenero

Cuando el gatito llega a casa debemos ir al arenero y enseñárselo, este momento es fundamental para que el felino lo explore y se acostumbre a él.

Los gatos tapan sus necesidades una vez que han terminado por lo que una forma de llamar su atención es remover la arena delante de ellos para animarlos a entrar y explorar.

Es importante tener en cuenta que usemos la arena que usemos, su limpieza debe ser diaria sobre todo al principio para que siempre esté limpio y acogedor para el felino.

 

⦁ Elegir el arenero

Es importante que a la hora de escoger el arenero tengamos en cuenta que sea lo suficientemente grande para que el gato pueda darse la vuelta en su interior.

Si el gato es pequeño, deberemos asegurarnos que no es muy alto y que puede acceder sin problemas.

Además, si es asustadizo es recomendable escoger una bandeja cerrada donde se sienta protegido. Este tipo de areneros cerrados ayudan a quitar algo de olores indeseados gracias a sus fibras de carbono.

 

⦁ Cómo preparar la arena y limpiar el arenero

Es importante que elijáis bien el tipo de arena según el tipo de gato y familia que seáis, si queréis saber cuál es la mejor arena para vuestro estilo de vida, no os perdáis nuestro selector.

Os recomendamos que mientras el gatito se acostumbra a usar su arena, escojáis un producto sin demasiados aromas para evitar confundir al felino. Algunas de las mejores arenas para empezar, son nuestras gamas más clásicas:

Sepicat Classic, Sepicat Lightweight classic, Sepicat Compact ultra, Sepicat Lightweight extreme fresh o Sepicat Lightweight ultra antibacterial.

Esto no quiere decir que no se puedan usar las arenas perfumadas y que emitan un agradable olor al hogar, sino que es mejor introducirlas cuando el gato sabe usar su arenero sin problemas.

Siempre deberemos comprobar que el arenero cuente con unos 7 cm de arena en su interior. Una vez a la semana o cada dos, dependiendo del tipo de arena escogido, cuando se vacíe el arenero por completo y se limpie, hay que evitar el uso de productos fuertes. Usa siempre agua y jabón.

 

⦁ Llevar al gatito a la arena

Otro paso importante es que, si veis que el gatito empieza a escarbar, oler o agacharse en cierta zona le cojáis y llevéis al arenero para que entienda que es el sitio donde debe hacerlo.

Nunca debemos regañar al gatito por no hacerlo en el lugar correcto y sí deberemos premiarle y llevarle al lugar correcto las veces que hagan falta.

 

En definitiva, hay dos tipos de gatitos lo que vienen ya enseñados por imitación de su madre o a los que deberemos enseñarles.

Ten en cuenta que todo lo que vamos a mostrar al gatito es nuevo para él, tenemos que ser pacientes y reforzar sus conductas positivas.

Si con estas recomendaciones no consigues que tu gatito lo haga en su lugar adecuado y el problema se alarga en el tiempo, te recomendamos que vayas al veterinario para descartar posibles problemas de salud.

Si quieres más consejos e información sobre los felinos, te invitamos que visites nuestro blog o redes sociales. ¡Estamos en Facebook e Instagram!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *