Cómo introducir un gato cuando hay otro en casa

Cómo introducir un gato cuando hay otro en casa

15 septiembre, 2020

En anteriores blogs comentábamos las cosas que hay que tener en cuenta antes de adoptar un gato para que todas las posibles consecuencias que pueda traer no nos pillen por sorpresa.

Si te has decidido a incorporar un nuevo miembro a la familia, pero ya contabas con otro integrante felino y no sabes qué hacer para que se lleven bien, en este blog te damos todas las claves para introducir un gato cuando hay otro en casa.

Antes de nada, es importante tener en cuenta cómo es el gato que ya tenemos, cómo es su personalidad. No es lo mismo que sea un gato que ha estado en contacto con otros felinos o animales anteriormente que un gato que siempre ha estado solo en la casa y no ha tenido ningún contacto con el exterior y con otros animales.

¿Es un gato sociable y bueno para los cambios? Esta es otra de las grandes preguntas que nos debemos hacer ya que, si este es tu caso, este proceso será mucho más rápido y sencillo.

Los gatos, como ya sabemos, son animales territoriales a los que sentir que cierto lugar es suyo es importantísimo. Ahora, este nuevo espacio tendrá que ser compartido con el nuevo integrante de la familia, por este motivo os recomendamos:

 

  • Traer objetos del nuevo gato

Si tenemos la oportunidad es bueno intercambiar olores previamente a introducir al nuevo gato en la casa.

Si podemos facilitar una manta o una prenda con el olor del nuevo gato y llevar otra al nuevo gato con el olor del otro para que se vayan “conociendo” facilitará mucho las cosas después.

Si esto no es posible siempre se puede realizar una vez tengamos al gato en casa.

 

  • Espacios delimitados

Cuando introduzcamos al nuevo gato a la casa es bueno que tenga su propio espacio. Habilitar una habitación con todas sus cosas donde se sienta seguro es fundamental.

También es muy importante para nuestro gato que no invadan su casa desde el primer momento y que siga disponiendo de la mayoría del espacio.

 

  • Primeras veces juntos

Tras una semana separados, pero con la posibilidad de olerse por debajo de la puerta o con estas mantas, es la hora de las presentaciones.

Siempre deben estar bajo nuestra supervisión y con la opción de poderse ir si así lo necesitan. Que lleven arnés o que el nuevo gato esté dentro de un transportin puede facilitar las cosas.

Es normal que haya bufidos y malas caras al principio, pero, esto no quiere decir que se vayan a llevar mal. Hay que tener paciencia.

Si ves que puede haber una confrontación o pelea, déjalo por ese día y vuelve a intentarlo al día siguiente.

Es muy importante respetar sus tiempos, espacios y tener paciencia. Supervisa todos sus encuentros hasta que veas que ya no hay peligro.

Además, si crees que es necesario, puedes facilitar este proceso comprando feromonas felinas que hacen que los gatos estén más relajados frente a los cambios o momentos de estrés como es este caso.

Si sigues todos estos consejos podrás disfrutar de una casa en armonía.

Descubre en nuestro blog otros consejos sobre qué necesita un gato en la llegada a casa o cómo presentar a gatos y perros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *