Cómo preparar a un gato para las vacaciones

Cómo preparar a un gato para las vacaciones

21 julio, 2020

En estos meses de verano son muchos los viajes que podemos realizar ya sean de fin de semana o semanas completas y a muchas personas les salta la duda de qué hacer con el gato durante estos días.

Para preparar a un gato para las vacaciones hay que tener en cuenta diferentes factores.

 

  • Llevar al gato de vacaciones

Una opción cada día más compartida es la de llevarse al gato de vacaciones. Lo importante en este caso es preparar al felino los días previos y también conocer su personalidad, ya que por norma general a los gatos no les gustan los cambios, pero si le educas desde pequeño puede llevar estos “viajes veraniegos” mucho mejor.

 

Consejos para llevar al gato de vacaciones

 Coche:

Si tu gato no está habituado al coche, es mejor que realices pequeños desplazamientos cerca de casa para que se vaya acostumbrando a los olores, movimientos y sensaciones que les da el vehículo.

Evitar que el gato sufra mareos:

Los gatos, al igual que las personas se pueden marear en los trayectos, por este motivo es muy recomendable ir al veterinario antes del viaje para que además de hacerle una revisión y comprobar que todo está correcto, puedan darles unas pastillas anti mareos adecuadas para ellos.

 

Durante el viaje

Paradas durante el trayecto

Es importante hacer paradas durante el trayecto para que nuestro gato pueda beber agua y utilizar su arenero si así lo desea.

Os recomendamos tener durante el viaje su arenero a mano con un poco de arena de gatos para que podamos rellenarlo y limpiarlo sin problemas.

Cuando realicemos estos descansos, si queremos que nuestro gato estire las patitas deberemos dejarle dentro del coche. No le saques ya que si está experimentando estrés puede reaccionar de cualquier manera y que se nos escape.

Transportin

El transportin, como dijimos en el blog de cosas necesarias para la llegada de un gatito a casa, es nuestro gran aliado.

Debemos contar con uno que sea lo suficientemente espacioso para el tamaño de nuestro gato, homologado y bien asegurado en el coche para evitar que vuelque si hay algún frenazo.

 

Cuando lleguemos al destino

Es muy importante que nuestro gato no se vea “forzado” a hacer algo que no siente, es mejor dejar su transportin abierto y que él mismo salga y explore la casa a su gusto.

¡Ojo! Debemos asegurarnos que la casa es segura para nuestro felino antes de dejarle explorar.

 

  • Dejar al gato mientras nos vamos de vacaciones

 

Otra opción si nuestro gato es muy miedoso o reacio a los cambios es dejarlo en casa. Si el viaje es inferior a una semana, os recomendamos que escojáis esta opción para evitar que produzca estrés al gatito.

 

Cómo y dónde le vamos a dejar

Podemos dejarles en nuestra propia casa o en una residencia especializada.

 

En casa

Si dejamos al gato en nuestra casa, asegúrate que una persona de la familia o alguna amistad se acerca al domicilio para revisar el bebedero, comedero y la caja de arena.

Es importante que esta persona que cuide del gato mantenga las mismas rutinas que nosotros con respecto al mantenimiento del arenero. Además, es bueno que se acerque todos los días o al menos, un día si y otro no para cuidarle y jugar un rato con el felino.

Una media hora de visita sería lo mejor para que el gato no eche de menos la compañía.

Antes de dejarle a cargo del felino, haz que se conozcan y compartan algún rato agradable en casa jugando y con vosotros presentes.

 

En una residencia

Al igual que para los perros las residencias caninas son lo mejor cuando nos ausentamos de casa por una temporada, en el caso de los gatos depende mucho de su personalidad.

Hay gatos sociables que se pueden adaptar muy bien a las residencias felinas, pero, por el contrario, a otros les puede causar un gran estrés por el hecho de oler otros gatos en su “territorio” y experimentar un cambio tan brusco.

Ve al establecimiento días antes del viaje para ver las instalaciones e incluso lleva a tu gato para ver qué tal se comporta en ese entorno y comprobar si es la mejor opción para él.

 

Elijamos la opción que elijamos os recomendamos que se mantengan tanto la comida como la arena para gatos que se utilice normalmente.

Por un lado, la comida es bueno mantenerla para evitar que la tripita de nuestro gato se resienta.

Por otro, el uso del arenero es un momento muy delicado para nuestro gato, si se ha acostumbrado a cierto olor, arena y arenero es bueno que lo mantenga para evitar que lo rechace y haga sus necesidades en otro lado de la casa.

 

En definitiva, la opción elegida deberá adecuarse a la personalidad de nuestro gato y obviamente, a las circunstancias del viaje ya que, en todos, aunque queramos, no podremos incluir a nuestro felino.

Elijamos lo que elijamos para el gatito asegúrate de contar con la arena que más le gusta, seguir las rutinas establecidas en la medida de lo posible y que tu gatito se sienta querido vaya donde vaya.

¿Vais a iros de vacaciones este año? ¡Descubre cómo viajar con tu arena de gato!

Si tenéis más dudas o queréis más consejos sobre cómo cuidar a vuestro gatito, ¡entrad en nuestro blog!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *