Cómo sobrevivir con tu gato en Navidad

22 diciembre, 2017

¡Ya está a aquí la Navidad! Nuestros humanos nos montan el parque de atracciones en casa… quiero decir, decoran la casa con motivos navideños 😉 Nos encantan estas fechas porque nos lo pasamos pipa ‘destrozando’ vuestros adornos. No, no lo hacemos por ser malos. Simplemente nos encanta tener tantos ‘juguetes’ a mano. ¿Los gatos en Navidad? Nos lo pasamos genial.

Pero, no desesperéis humanos, que también vengo a daros algunos consejillos para lograr sobrevivir con tu gato a la Navidad. ¡Estad atentos!

 

El árbol de Navidad y tu gato

 

Artificial o no, humanos, nos ponéis un árbol dentro de casa y a nuestra entera disposición para que queramos subirnos por su tronco y ramas. Es más, lo cargáis de bolitas brillantes y poco pesadas a las que lanzaremos la garra en cuanto tengamos ocasión.

Optar por colocar este arbolito lo más lejos posible de cualquier otro mobiliario. Así no usaremos vuestros muebles a modo de trampolín para intentar llegar a la estrellita del pico. Es más, intentad que todos los adornos no sean muy llamativos ni brillantes, mejor si son planos antes que esféricos y, por supuesto, que no nos los podamos tragar.

A la hora de elegir el tamaño del árbol de Navidad, tened presente que, cuanto más alto sea, más ganas tendremos de coronar su cima. Apostad por aquellos ejemplares medianos o pequeños que, una vez decorados, quedarán igual de bonitos que un árbol gigante. E intentad que sean árboles artificiales. Nos llamarán algo menos la atención y será más difícil que nos hiramos con los pinchitos de sus ramitas.

En cuestión de luces, ya os he dicho que no nos podemos resistir a los brillos, con lo que, siempre que estén encendidas, intentaremos mordisquearlas y juguetear con ellas. Así que, por favor, nunca os dejéis las lucecitas puestas si nos dejáis solos en casa con las decoraciones de Navidad. No somos conscientes de que para estar encendidas necesitan electricidad y, al mordisquearlas os podemos dar un susto tremendo.

A pesar de todos los consejitos que os he facilitado no puedo aseguraros que vuestro gato no termine derrumbando el árbol de Navidad. Sed creativos y colocar adornos y arbolito en sitios poco comunes para que nos sea más difícil acceder a los mismos.

Por último, solo me queda deciros… ¡Miau, Feliz Navidad!

Gato debajo del árbol de Navidad jugando

Gato pardo jugando con un adorno debajo del árbol de Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *