La importancia de la latita o comida húmeda en los gatos

La importancia de la latita o comida húmeda en los gatos

8 septiembre, 2020

¿Conoces la importancia que tiene la latita o comida húmeda en los gatos? En este artículo despejamos todas las dudas que puedan surgir sobre si darle o no comida húmeda a tu gato.

Seguramente pienses que, a un gato, al igual que otros animales de compañía, con darle su pienso es suficiente. Es verdad que el pienso ya va formulado para proveer al gatito de todos los nutrientes que necesita para crecer sano y fuerte, pero el complemento con la latita es fundamental.

Como todo, hay que darle de ambas cosas, pero en su justa medida.

 

Pienso seco:

El pienso seco es un alimento completo que aporta nutrientes al gatito y evita el sobrepeso felino.

Además, este alimento obliga al gato a masticar lo que permite que ejercite su mandíbula y este mismo movimiento ayuda a que sus dientes se mantengan más limpios y libres de sarro.

 

Latitas o alimento húmedo:

Los gatos son animales, en su gran mayoría, activos y ágiles por lo que la ingesta de agua debe ser proporcional al ejercicio que hagan y mantenerse bien hidratados.

Aunque la realidad es que no todos los gatos toman tanta agua como deberían, por este motivo la incorporación de la latita o comida húmeda es clave para su salud.

Este tipo de comidas tiene un porcentaje mayor de agua que los piensos secos por lo que es una forma indirecta de hacer que tu gato beba y con un sabor inigualable.

El introducir esta comida húmeda en su dieta evitaremos enfermedades y cuidaremos de los riñones de nuestro felino.

Sufrir de riñones no es una rareza en los gatos por esta ausencia de agua que los haga trabajar.

Es importante tener en cuenta que no debemos abusar de la latita, ya que, aunque es un alimento que les encantará comer, también es mucho más calórico que el pienso seco por lo que podemos fomentar el sobrepeso.

De forma general, se suele dar una latita a la semana, pero te recomendamos que visites a tu veterinario de confianza para que te indique las cantidades idóneas en cada caso.

Como todo, es importante no abusar ya que el gato, si se le da demasiada comida húmeda, al ser más sabrosa que la seca, puede llegar a rechazar el pienso.

Para evitar esto, una buena idea es utilizar comederos diferentes, uno para el pienso seco y otro para el húmedo y sobre todo, no dale latita todos los días o tu gato esperará a que llegue ese momento y rechazará el pienso seco el resto del día.

 

Como puedes comprobar, la unión de pienso seco y húmedo es la mejor opción para los gatitos por los diferentes beneficios que aporta cada uno de ellos.

Además de todas estas recomendaciones nunca está de más el tener algunos pequeños trucos para incitar a que nuestro gatito beba agua más a menudo.

Esperamos que te haya parecido este blog interesante, síguenos en redes sociales para tener más consejos como estos y visita nuestro blog para más artículos.

Más adelante os daremos algunos trucos para hacer que tu gato beba más agua. ¡Estad atentos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *