Los gatos en otoño, ¿estamos más tristes?

Los gatos en otoño, ¿estamos más tristes?

27 octubre, 2017

Absolutamente. Al igual que os ocurre a vosotros, humanos, los gatos podemos ponernos algo penosos con el cambio de estación. Pasar de disfrutar de lías largos, soleados y algo ajetreados en el exterior a ver como llueve día sí y día no, pasar algo más frío y disfrutar de menos horas de luz, puede provocarnos cierta tristeza.

No os asustéis que todo tiene remedio y, con vuestra ayuda, volveremos a ser vuestros gatitos de siempre.

Si bien es cierto que solemos ser animales tranquilos, que pasamos largas horas dormitando y jugamos de pascuas a ramos con vosotros (pero lo hacemos), la tristeza otoñal puede aletargarnos más de lo normal.

Además de notarnos menos activos, la tristeza otoñal se caracteriza por quitarnos el apetito, dormir más de lo normal y relacionarnos lo menos posible con vosotros. No queréis que nos comportemos así, ¿verdad? Nosotros tampoco, creedme, en el fondo tenemos nuestro corazoncito y queremos sentirnos igual de bien que siempre. ¡Ayudadnos!

Si os fijáis, los síntomas de la tristeza otoñal felina se parecen bastante a cómo nos comportamos cuando nos sentimos algo malitos. Así que, si veis que llega el otoño y nos comportamos de una manera extraña, por favor, no lo achaquéis directamente al cambio de estación y confirmar con el especialista que no estamos enfermos.

Una vez que el veterinario haya confirmado que no nos pasa nada malo, podrás ayudarnos a superar esta tristeza otoñal si controlas un par de factores que influyen considerablemente en nuestro comportamiento. Seguramente hayáis caído ya, pero por si acaso os lo diré, me refiero a los cambios de temperatura y de luz.

Cómo ayudar a tu gato a superar la tristeza del otoño

Puedes ayudarnos a superar o padecer lo menos posible este estado anímico con unos sencillos trucos que a nosotros nos vendrán de perlas.

 

  1. Si, por el motivo que sea, pasas muchas horas fuera de casa, procura dejar las persianas subidas para que podamos disfrutar de los rayos del sol lo máximo posible. Y si ves que vas a llegar tarde y se hará de noche, no olvides dejar encendida alguna luz de la casa para que podamos seguir disfrutando de un ambiente cálido y acogedor.
  2. En cuestión de temperaturas, intenta que nuestra casa esté siempre cálida y nuestra cama calentita. No nos gusta pasar frío, ya lo sabes.
  3. Intenta pasar algo más de tiempo con nosotros. Sí, te echamos de menos y te necesitamos más que nunca. ¡Danos amor!

gato triste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *