Lombrices en gatos, síntomas y tratamiento

Lombrices en gatos, síntomas y tratamiento

2 abril, 2020

Las lombrices en gatos son uno de los parásitos más habituales en este tipo de mascotas. Al igual que ocurre con los parásitos externos como las pulgas, los felinos precisan de una correcta desparasitación para asegurar una salud completa a nivel físico y de comportamiento.

Cuando un gato tiene lombrices es fácil de detectar debido a los síntomas tan característicos que se presentan, ante los cuáles debemos actuar rápidamente con la ayuda del veterinario para acabar con los parásitos y los riesgos que estos pueden conllevar.

Tipos de lombrices en gatos

Existen varios tipos de parásitos con forma de lombriz que pueden afectar a los felinos domésticos. La forma de contagio suele ser a través de los huevos, traspasándose de la gata a sus cachorros, por el consumo de alimentos o agua infectados, la picadura de un insecto, o el contacto directo con otro gato que está infectado.

Las lombrices en fatos más comunes son las siguientes:

  • Lombrices intestinales
  • Lombrices pulmonares
  • Lombrices del corazón
  • Lombrices oculares

¿Cómo saber si un gato tiene lombrices?

La infestación por lombrices en gatos conlleva la aparición de una serie de síntomas característicos a los que debemos prestar atención para saber si una mascota está afectada por este tipo de parásitos internos:

  • Diarrea o deposiciones blandas
  • Estreñimiento y/o obstrucciones intestinales
  • Molestias intestinales
  • Vientre hinchado
  • Vómitos
  • Adelgazamiento
  • Irritación anal
  • Tos, en el caso de lombrices pulmonares o cardiacas
  • Lagrimeo e inflamación ocular si se encuentran lombrices en el ojo del animal

Lombrices en cachorros de gato

Las lombrices en gatos bebés suelen tener una manifestación bastante más evidente que en los adultos. Es común que los cachorros de gatas infestadas por lombrices también presenten estos parásitos desde edades muy tempranas, aunque el tratamiento para poder eliminarlos no se puede comenzar hasta que el gatito no tiene al menos 15 días de vida.

A partir de esta edad el cachorro puede comenzar con una desparasitación completa, repitiéndose el tratamiento cada 2 a 4 semanas dentro de su calendario de vacunaciones.

Los gatos que están en contacto con ambientes en los que pudieran encontrarse este tipo de lombrices precisan repetir el tratamiento cada 4 a 6 meses, con el fin de evitar que los huevos de los parásitos lleguen a reproducirse y acaben por afectar su estado de salud.

Tratamiento para lombrices en gatos

El mejor tratamiento para las lombrices en gatos es una correcta prevención. La aplicación de un antiparasitario interno adecuado para el animal es fundamental para acabar con los parásitos y evitar su posterior desarrollo.

Los antiparasitarios son administrados por el veterinario en forma de comprimido. Según las condiciones y necesidades de cada mascota, el tratamiento debe adecuarse para evitar la propagación de las lombrices. En caso de que resulte más complicado dar una pastilla a un gato, hay otras formas de administración posibles, las cuáles puedes consultar con tu veterinario de confianza.

La detección de lombrices en gatos debe hacerse de manera precoz con el fin de poder aplicar un tratamiento efectivo. Desde Sepicat resaltamos la importancia de una correcta desparasitación del animal tanto externa como internamente, para que nuestras mascotas estén siempre sanas y puedan vivir cómodamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *