Maine coon, la raza de gato doméstico más grande del mundo

Maine coon, la raza de gato doméstico más grande del mundo

14 noviembre, 2019

Con un peso medio de 9 kg, el Maine coon es una de las razas de gatos domésticos más grandes de todo el mundo. Si bien hace algunos años era una raza muy poco extendida, cada vez son más los hogares que deciden adoptar un gato de este tipo por lo sociable y cariñosa que suele ser esta raza.

Estos majestuosos gatos tienen un cuerpo de gran tamaño, combinado con un pelo largo que les hace parecer incluso más grande de lo que realmente son. Cuando ves un Maine coon en persona la sorpresa es mayúscula, pero no son los únicos detalles que te dejarán de piedra.

Te contamos cuáles son las características más curiosas de la raza Maine coon, desde su procedencia hasta los cuidados especiales que precisan estos felinos enormes. ¡Descúbrelas todas!

Curiosidades de la raza Maine coon

Procedencia

La raza Maine coon, al igual que otras muchas razas de gatos actuales, se originó en Estados Unidos. La diferencia es que no existe una teoría exacta que nos indique de dónde proceden exactamente estos gatos de gran tamaño.

Algunos creen que fueron los Vikingos quienes trajeron en barco hasta América a sus propios gatos salvajes, que se mezclaron con los gatos americanos hasta desarrollar una raza intermedia, mitad gato doméstico y gato montés. Estos gatos se llevaron a Europa de vuelta varios siglos después gracias al capitán Charles Coon, recibiendo el nombre actual con el que se conocen en todo el mundo.

Tamaño y peso

Los gatos Maine coon llaman mucho la atención porque los machos suelen pesar entre 7 y 11 kg. Las hembras, un poco más pequeñas, también tienen un tamaño considerable, con hasta 9 kg de peso.

Son gatos bastante más altos y grandes que las razas habituales, con una media de vida de entre 9 y 15 años.

Personalidad

El Maine coon suele causar bastante impresión la primera vez que te topas con uno de ellos. Sin embargo, son gatos muy tranquilos y cariñosos, ideal para tener en una casa con niños y con otras mascotas.

Los cachorros son súper juguetones, aunque de mayor se vuelven algo más perezosos. Es en invierno cuando suelen dormir bastante más, pero en verano les encanta refrescarse dándose un bañito, ¡porque les encanta el agua!

Pelaje

El pelo de este gato es largo y sedoso, parecido al del gato de angora. Esto les permite soportar temperaturas más frías en invierno. Sus colas son muy largas y tienen mucho pelo, lo que en invierno les viene genial para enrocárselas por todo el cuerpo y usarlas como una manta.

Para evitar que su pelo se enrede, los gatos Maine coon necesitan que les laven el pelo cada cierto tiempo con un acondicionador, y que les cepillen con frecuencia. Es una actividad que les encanta, y seguro que estarán encantados de que les pases el cepillo.

Cuidados

Otra característica a tener en cuenta es que son gatos que tienden a comer mucho, y pueden sufrir sobrepeso.

Esta raza está preparada genéticamente para soportar bajas temperaturas, por lo que su cuerpo tiende a acumular energía en forma de grasa. Si tienes un Maine coon y quieres evitar que tu mascota engorde demasiado, ocúpate de ofrecerle una alimentación sana, y animarle a hacer ejercicio a diario.

El Maine coon es un gato que apenas necesita cuidados especiales en el hogar, y sin embargo da muchísima compañía a todos los miembros de la familia. En Sepicat somos amantes de todas las razas de gato, pero sin duda esta es una de nuestras favoritas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *