Plantas venenosas para los gatos

29 noviembre, 2018

En ocasiones a los gatos nos llaman mucho la atención las plantas, y nos dejamos llevar por nuestro impulso natural de masticarlas. A pesar de que la mayoría de las plantas que hay a nuestro alcance son totalmente inocuas, hay algunas especies que pueden resultar muy peligrosas para nuestra salud, y que debes tener siempre en cuenta entre los cuidados de un gato.

Nosotros no sabemos diferenciar cuándo una planta es venenosa, por lo que es responsabilidad de los humanos no dejar a nuestro alcance estas plantas que nos hacen mal. ¿Sabes cuáles son las plantas tóxicas para los gatos más comunes en las casas? Toma nota y mantenlas siempre fuera del alcance de tu mascota.

Plantas tóxicas para los gatos más comunes

Flor de pascua

Esta planta tan típica de la decoración de Navidad es muy tóxica para los gatos, sobre todo la savia blanca del interior de los tallos y las hojas. Puede producir graves trastornos digestivos en las mascotas, así como daños en la piel y los ojos por contacto.

Palmera de sagú

Una planta muy frecuente en muchas casas, que nos llama mucho la atención a los gatos y sin embargo es de las más tóxicas. Ocasiona diarrea y vómitos, así como daños hepáticos y la muerte del gato cuando la mastica.

Calas y clivias

Las flores de estas dos plantas son preciosas, pero potencialmente peligrosas para los gatos. Provocan daños digestivos que pueden ser muy molestos.

Eucalipto

No dejes que tu gato entre en contacto con las hojas y ramas del eucalipto si tienes uno de estos árboles en el jardín. Provocan diarrea, vómitos, exceso de salivación y mucha debilidad en el animal.

Adelfa

La adelfa actúa de forma similar a la flor de pascua, debido a la savia blanca que contiene en sus hojas y tallos. La gran diferencia es que se encuentra en el exterior de las viviendas, siendo más vulnerables los gatos que suelen salir de casa.

Árboles frutales

Muchos árboles frutales como el albaricoquero, la higuera o el manzano, da frutos deliciosos pero en los gatos provocan problemas digestivos que pueden ser graves. Tenlos en cuenta para los cuidados de un gato, y evitar así cualquier riesgo o intoxicación.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *