Por qué a los gatos no les gusta el agua ni bañarse

Por qué a los gatos no les gusta el agua ni bañarse

29 septiembre, 2017

¿Te pregunto yo a ti por qué no te gustan ciertas cosas? Pero está bien, trataré de saciar tu curiosidad, a ver si así aprendes a respetar nuestras costumbres. A los gatos no nos gusta el agua y eso tiene mucho que ver con nuestros ancestros y el lugar del que venimos.

La mayoría de nosotros descendemos de gatos salvajes, pertenecientes a zonas desérticas. El contacto con el agua, además de difícil, no era muy habitual; y las pocas veces que teníamos acceso a ella, teníamos que vérnoslas con cientos de depredadores que ponían en peligro nuestras vidas.

Si te fijas, en la actualidad, los grandes felinos permanecen alejados del agua, bien por la presencia de cocodrilos o de cualquier otro depredador. Por ello los verás descansando en una zona seca o sobre las ramas de algún árbol.

Además, los primeros humanos que sintieron la necesidad de domesticarnos también quisieron extremar sus precauciones para que no nos viéramos expuestos a las inclemencias del tiempo y nos mantenían a salvo de las lluvias y de los lugares donde pudiera haber corrientes de agua.

De todos modos, tienes que saber que algunas razas de gato hacen mejores migas con el agua que otras. Ello depende, preferentemente, del lugar en el que han sido criados. De hecho, algunas razas, incluso, cazan ranas en los lagos. Pero esto es otra historia.

Lo que sí es importante que sepas es que el agua tampoco es crucial para nuestro desarrollo, más allá de la necesidad de apagar nuestra sed. Si ya has tenido algún minino, sabrás por experiencia que somos muy hábiles a la hora de realizar nuestra propia higiene. Además, nuestra saliva contiene una especie de limpiador natural antigrasa y la forma rugosa de nuestra lengua nos viene a las mil maravillas para dejarnos la piel como un jaspe.

Eso sí, si aun así te empeñas en bañarnos, deberías saber que no debes hacerlo con mucha frecuencia, ya que podrías secarnos la piel y propiciar que perdiéramos nuestras propias feromonas.

Gato mojado de agua después del baño con una toalla encima

No me gusta el agua 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *