¿Sabes por qué le huele mal el aliento a tu gato?

¿Sabes por qué le huele mal el aliento a tu gato?

20 enero, 2017

Aunque las razones pueden ser varias, la mayoría de las veces nos huele mal el aliento por tener una mala higiene dental. El sarro suele ser el causante de que nos apeste la boca y, por mucho que lo intentemos por nosotros mismos, sin vuestra ayuda no podemos mantenerlo a raya. Así que, ya lo sabéis, a mantenernos limpita la boca pues os lo agradeceremos siempre y vosotros no tendréis que soportar ningún mal olor a la hora de los mimos.

Al igual que ocurre con vuestros dientes, humanos, los restos de alimentos que se nos quedan entre los dientes se adhieren a la placa dental convirtiéndose en el cultivo excelente de los gérmenes que transforman dicha placa en sarro. Este sarro contribuye a que nos huela mal la boca y, si no se le presta atención, puede llegar a causarnos dolor y enfermedad en las encías. Así que, ya lo sabéis, tenéis que ayudarnos a eliminar el sarro de nuestros dientecitos.

Si nos acostumbráis desde pequeñitos, cepillarnos los dientes semanalmente será un momento curioso pero no desagradable para nosotros. Debéis comenzar la tarea con una gasa seca y, cuando veáis que nos acostumbramos a la telita añadid la pasta de dientes especial para gatos. Con el paso del tiempo podréis cambiar la gasa por un cepillo dental infantil o uno especial para gatos.

La pasta dental que empleéis siempre debe ser para gatos, ya que la vuestra es realmente tóxica para nosotros. Aunque si lo preferís al empleo del cepillo de dientes y el dentífrico, siempre podéis optar por haceros con alguno de los productos específicos para limpiarnos la boca. Hay alimentos especiales, polvos para mezclar con comida, chuches dentales…

La prevención es primordial para mantener nuestra salud intacta. En los casos en los que el sarro se nos haya solidificado en los dientes, tendréis que llevarnos al veterinario para que nos haga una limpieza bucal con ultrasonidos o, en los casos más graves, nos extraiga la pieza dental dañada.

En aquellos casos en los que nuestra salud bucodental esté perfecta y nos persista el mal aliento, seguramente estemos padeciendo gastritis faringitis o insuficiencia renal, con lo que tendréis que llevarnos al especialista de inmediato para que ponga freno a la enfermedad.

shutterstock_157538648

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *