Tipos de rascadores para gatos; ¿Cuál elegir?

Tipos de rascadores para gatos; ¿Cuál elegir?

10 junio, 2020

Uno de los accesorios más necesarios para cualquier gato es el rascador. Los felinos tienen la necesidad de rascar en diferentes tipos de superficies, con la finalidad de afilarse las uñas y también para marcar su territorio. Los rascadores para gatos son la mejor solución para evitar que acaben arañando los muebles de casa, además de aportar otros muchos beneficios para nuestras mascotas.

Si tu también estás pensando en adoptar a un nuevo gatito o en cambiar el viejo rascador de tus mascotas, debes conocer los tipos de rascadores que puedes encontrar en el mercado, para encontrar aquél que mejor se adapta a las necesidades de tu hogar y tu gato.

Analizamos cuáles son los tipos de rascadores para gatos más habituales, sus características y ventajas más destacadas, para que tomes la mejor decisión para tu hogar.

Tipos de rascadoras para gatos y sus ventajas

Rascadores en torre

Los rascadores para gatos con forma de torre son uno de los más vendidos en el mercado, y también de los más grandes. Los modelos más altos pueden medir más de 2 metros de altura, incluyendo diferentes juguetes y zonas para los gatos, como cuevas, pelotas colgantes, puentes y otros accesorios.

Este tipo de rascador es perfecto para una casa en la que conviven más de un gato. Una forma de tener en un espacio reducido un gran gimnasio de juego, para tener a tus felinos entretenidos.

Postes rascadores

Algo más pequeños, pero igualmente prácticos, los postes para rascar son la opción ideal para colocar en una o más zonas de la casa. Hay algunos modelos que incluyen una cama, casita o juguetes, en la parte superior o bajo la base de la copa del rascador.

La altura puede variar entre los 40 y los 150 cm. Encuentra el modelo perfecto con el que tu gato pueda afilarse las uñas, y colócalo en esa parte de la casa dónde haya mayor riesgo de daños, como puede ser la esquina del sofá.

Rascadores tipo árbol

Los rascadores para gatos de tipo de árbol son otra de las opciones favoritas para un hogar con varias mascotas. Están compuestos por una base de la que salen dos o más postes rascadores, con diferentes zonas para que los gatos jueguen, trepen y descansen en las alturas.

Son rascadores grandes y más complejos, que a veces ocupan bastante más espacio en casa. Asegúrate de tener un lugar amplio para colocarlo, y que tus mascotas puedan usarlo con seguridad.

Rascadores verticales

Tan prácticos como los postes rascadores, pero más básicos y económicos, son los rascadores verticales que encontramos en las tiendas de mascotas con diferentes modelos. Con forma de rascador inclinado, de tabla o para colocar en una esquina, hay algunos tipos que se pueden instalar en los muebles, puertas y paredes para que los gatos tengan diferentes lugares en los que rascar.

Estos rascadores son perfectos para corregir la conducta de los gatos que han comenzado a rascar el sofá. Se pueden cambiar de sitio para invitar a los felinos a usarlos y así salvar nuestros preciados muebles.

Rascadores planos

Cada mascota tiene sus propias preferencias a la hora de rascar. Hay algunos que aprovechar para estirarse mientras afilan sus uñas en un rascador alto, mientras que otros prefieren usar rascadores planos colocados directamente sobre el suelo.

Se trata de una especie de alfombra que se instala fácilmente en cualquier superficie plana para que las mascotas rasquen horizontalmente. Muy prácticos y económicos, son muy útiles sobre todo para los cachorros que están adaptándose a su nuevo hogar.

Desde Sepicat te animamos a investigar cuáles son los rascadores para gatos que mejor se adaptan a tu hogar y a las necesidades de tu felino, proporcionándole un ambiente idóneo para que pueda desarrollar correctamente todas sus capacidades. ¿Cuál es el tipo de rascador que le gusta más a tu mascota?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *