Tratamiento del calicivirus felino o “gripe de los gatos”

Tratamiento del calicivirus felino o “gripe de los gatos”

6 septiembre, 2019

La gripe de los gatos es una de las enfermedades más contagiosas que se pueden dar entre las mascotas. Es importante conocer tanto la prevención como el tratamiento del calicivirus felino, principal responsable de una enfermedad que afecta a los gatos a diferentes niveles.

Descubre junto con Sepicat en qué consiste esta enfermedad que puede causar graves daños en tu mascota, qué riesgos supone, cómo detectarla y el tratamiento a seguir. Ningún gato está a salvo de entrar en contacto con este virus, por lo que toda precaución es poca para evitar una de las peores enfermedades contagiosas de los gatos.

Qué es el calicivirus felino

El calicivirus felino es un tipo de microorganismo que se contagia entre los gatos, produciendo un amplio abanico de síntomas que comienzan a nivel del sistema respiratorio del felino. La enfermedad que produce este virus se conoce comúnmente como gripe felina, ya que los síntomas son muy parecidos a los de la gripe en humanos.

Al igual que ocurre con el virus de la gripe humana, el calicivirus felino es también altamente mutable, apareciendo nuevas cepas cada vez más resistentes, que pueden llevar a complicar el tratamiento del calicivirus felino en los animales.

Qué riesgos supone para los gatos

El principal riesgo de esta enfermedad es que es altamente contagiosa. Los gatos pueden adquirir el virus de la gripe por contacto directo con la saliva, lágrimas o diferentes secreciones de otro gato que esté infectado.

La enfermedad cursa con síntomas como secreciones en la nariz, producción de mocos y lagrimeo. Con el tiempo aparecen también úlceras en boca y nariz, fiebre y debilidad en el animal. Cuando se complica, los gatos pueden presentar síntomas de calicivirus felino como heridas en la piel, dolores, edemas, daños hepáticos, e incluso la muerte.

Si un gato no recibe un correcto tratamiento para el calicivirus felino, corre el riesgo de sufrir secuelas o incluso morir. Son más propensos a esta enfermedad los gatos que tienen un sistema inmunitario debilitado, cachorros y gatos ancianos, así como aquellos que presentan otras enfermedades.

Tratamiento del calicivirus felino

Al tratarse de una enfermedad causada por un virus, la gripe felina no se trata con un medicamento concreto. El tratamiento del calcivirus felino consta de cuidados para aliviar los síntomas asociados al desarrollo de la enfermedad.

Según el grado de afectación del animal, el objetivo es mejorar su estado de salud general. El veterinario recetará diferentes tratamientos para aliviar el dolor, el exceso de mucosidad, la inflamación, e incluso el uso de antibióticos para tratar o prevenir infecciones bacterianas secundarias.

En los casos más graves, es posible que sea necesario el ingreso del gato para hacer un seguimiento de su recuperación.

Cómo evitar el calicivirus felino

Existe una vacuna para prevenir la enfermedad producida por el calicivirus felino. Esta vacuna está recogida en el calendario de vacunaciones de las mascotas, y es recomendable aplicarla cuando un gato tiene contacto con el exterior, o si suele estar con otros gatos.

Es importante también detectar a tiempo la enfermedad y aislar rápidamente al resto de animales que puedan estar en contacto con el gato infectado por el virus para evitar su propagación. Si sospechas que tu mascota pueda haber contraído la gripe de los gatos, acude rápidamente al veterinario para hacer un diagnóstico lo antes posible.

Ocuparse de la salud de nuestras mascotas es primordial para asegurarlas una mayor esperanza de vida, tal y como lo hacemos en Sepicat. Conociendo la prevención y el tratamiento del calicivirus felino, estás a un paso más de que tu gato esté completamente protegido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *