Cómo mejorar la comunicación con tu gato

4 noviembre, 2021

Como sabemos, los gatos son animales adorables, cariñosos y por lo general muy apegados a sus dueños. Si bien hacerlos parte de nuestra familia es algo maravilloso, todos los dueños hemos pasado por momentos difíciles en su integración al hogar. 

El primer paso para mejorar la comunicación con nuestra mascota es entender su modo de comunicarse, así sabremos cómo reaccionar ante cualquier inconveniente y cómo interactuar de mejor manera con ellos. 

Debemos considerar que los gatos son animales sumamente sensibles, y que muchas veces pequeños cambios pueden alterar su estado de ánimo. Entender si un gato está calmado o si está sintiendo miedo o nervios es clave para mejorar la relación. 

Existen algunas señales que podemos interpretar para poder conocer mejor a nuestra mascota. Los movimientos de cola, ronroneos y maullidos son algunas maneras en que tu gato podría estar intentando decirte algo. Su forma de comunicarse es mucho más sútil que la de otros animales domésticos, pero si nos damos a la tarea es posible interpretar su mensaje. Aquí te dejamos algunos tips para mejorar la comunicación con tu gato, 

  1. Lenguaje corporal 
  2. Expresión facial
  3. Maullidos y ronroneos

Lenguaje corporal 

Si tu gato busca caricias y afecto, su mensaje siempre será muy explícito. Pasará en frente de ti varias veces, se acercará e incluso buscará frotarse en ti. En este aspecto no habrá confusión ya que pueden llegar a ser muy insistentes. Es importante que te tomes el tiempo de prestarle atención a tu mascota, para que se sienta querido y protegido por su dueño. Recuerda que es recomendable acariciar su cabeza y frente y evitar tocar su barriga, ya que no les provoca una sensación agradable. 

Por otro lado, cuando un gato está inmóvil y en estado de alerta, es probable que esté intimidado; y si se eriza, podría tener miedo. Es importante que en cualquiera de estas situaciones actuemos con empatía y dejemos que nuestro gato se relaje, dándole su espacio. No es recomendable intentar acercarnos o incluso mucho peor sería intentar acariciarlos, la reacción podría llegar a ser agresiva. Dale tiempo de lidiar con la emoción y eventualmente logrará calmarse por sí solo.  

El movimiento de la cola es una de las mejores pistas acerca del estado de ánimo de nuestra mascota. Cuando tienen la cola apuntando hacia arriba, es un indicativo de que están contentos, mientras que una cola baja significa tristeza. La cola entre las patas, al igual que en los perros, expresa miedo y disgusto. Es importante que notemos estos pequeños cambios, y si alguno de ellos persiste, indagar en la causa del malestar para poder evitarlo. 

Expresión facial

Todo dueño sabe que la carita de un gato no miente, y muchas veces podemos llegar a interpretar enfado o descontento con tan solo verla. Pero si conocemos mejor esta herramienta, puede llegar a ser sumamente útil. 

Para entender mejor las expresiones faciales de nuestro gato debemos fijarnos siempre en orejas, ojos y bigotes. Si notas que tu gato tiene los bigotes apuntando hacia abajo, los ojos semicerrados y las orejas ligeramente orientadas hacia adelante, significa que tienes un gato feliz y calmado. 

Si un gato está preocupado o ansioso, sus orejas se tensan hasta formar un triángulo. Notarás cómo se dilatan las pupilas y cómo se tensan los bigotes hasta doblarse hacia adelante. En este caso recomendamos no acercarse ni tocarlo. Mantén distancia hasta que el animal logre regresar a un estado de calma por sí solo. 

Maullidos y ronroneos

Muchas veces se interpreta que cuando un gato ronronea quiere ser acariciado. Si bien esto puede ser señal de tranquilidad, no necesariamente significa que quiera ser tocado.

Un maullido limpio, constante pero tranquilo, puede indicar que tu mascota está hambrienta y necesita ser alimentada. Si este es el caso, el resto del cuerpo se mantendrá relajado. Si aún no es su hora de comida, podrás darle algún premio o snack para evitarle disgusto y estrés. 

Sabemos que el lenguaje felino es complicado y que interpretarlo es un gran reto. Como dueños, es nuestra tarea informarnos y hacer todo lo necesario para mejorar la relación con nuestras mascotas. Como todo, la comunicación con nuestra mascota es una práctica, y si persistimos poco a poco sabremos interpretar mejor las señales. Déjanos saber si este artículo te funcionó y cuéntanos en los comentarios de qué otra forma tu gato se comunica contigo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *